El Sindicato Médico y el de Enfermería denuncian a Sanidad por enviar un lote de mascarillas defectuosas

Mascarillas defectuosas.

Ronda | El Sindicato Médico de Málaga (SMM), así como el Sindicato de Enfermería (SATSE) han denunciado públicamente que el Ministerio de Sanidad ha enviado un lote de mascarillas defectuosas a Hospital de la Serranía y a otros centros sanitarios de la comarca, lo que ha supuesto «exponer a los sanitarios a contraer el coronavirus por no contar con las medidas de protección necesarias para poder combatir esta enfermedad».

Estos sindicatos estiman que han podido ser unas 1.500 mascarillas las fueron enviadas a Ronda por parte del Ministerio sin contar con la catalogación necesaria. En concreto, para garantizar un alto grado la protección, las mascarillas N-95 y FFP2 tienen garantizar un aislamiento de entre un 92 y un 95%. Sin embargo las que se repartieron entre los profesionales rondeños contaban con una protección de entre un 70 y menos de un 80%.

Estas mascarillas se distribuyeron entre el personal sanitario de la Serranía el Miércoles Santo y se han estado utilizando hasta el pasado jueves, «lo que ha supuesto poner en un serio riesgo de contagio a los sanitarios», afirman desde estos sindicatos.

Igualmente señalan que tienen pruebas de la llegada de este lote defectuoso a Ronda, ya que algunos profesionales han entregado a estos sindicatos los envoltorios de las mascarillas poco fiables, que han tenido que ser retiradas debido a su baja protección.

Ante la presión de los sindicatos, esta tarde se ha mantenido una tensa reunión con los responsables de Área Sanitaria, en la que los representantes de las centrales han solicitado a la dirección que reclame un informe al Ministerio de Sanidad, para conocer con total certeza el número de mascarillas defectuosas que han llegado a Ronda y cuántas se han llegado a repartir.

En Murcia piden responsabilidades

Murcia | El Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM) ha pedido que se identifique a los responsables de la compra de las mascarillas FFP2 del fabricante Garry Galaxy retiradas por no cumplir con las normas técnicas establecidas y ha exigido su dimisión o cese inmediato. Dicho material fue suministrado por el Ministerio de Sanidad.

«Este hecho se suma a la falta de material de protección desde el inicio de la crisis, lo que ha situado a los profesionales en la más absoluta indefensión y ha provocado un 16% de sanitarios contagiados en la Región de Murcia, teniendo que lamentar, incluso, la muerte de 34 médicos en España, 2 de ellos en la Región, y 50 sanitarios en total», incidieron.