Descripción Del Humanismo Renacentista Y Sus Temas Principales

Continúa leyendo para saber más sobre el origen y las peculiaridades del Renacimiento y el humanismo, la relación entre los dos términos y ciertas figuras mucho más visibles de este periodo de la historia. Las precedentes características declaran la importancia del Humanismo durante los siglos XIV y XVI. Hay que resaltar que detallar una conceptualización de Humanismo es una tarea muy dificultosa, ya que es un término polisémico. En este concepto se pueden englobar, según la RAE, significados como “conocimiento de las letras humanas” o “el interés por los estudios filológicos y tradicionales”. Producto sobre el humanismo renacentista escrito por Inma Velarde López, graduada en Historia. No obstante, a finales de la Edad Medra y a inicios de la Moderna, aquellas palabras sí que representaban algo vivo; eran sinónimas de militancia y de deber, de lucha por «debelar la barbarie» -como afirmaba Nebrija- y propugnar la to­lerancia.

Antes de su muerte, publicó I trionfi («Los triunfos»), aplicados a exaltar la elevación del alma humana hacia Dios. Por otra parte, el Renacimiento es parte del Humanismo, y fue impulsado por los valores de este. Los últimos años de su vida los dedicó a perfeccionar el humanismo renacentista, se transformó en un reformador de la educación europea y en un filósofo moralista de talla universal. Vives realizó en Brujas su obra «Tratado del socorro de los pobres«, donde analizaba y sistematizaba la organización de asiste para los pobres y cómo debía hacerse. Por ello se considera a Vives la primera persona en Europa en llevar a la práctica un «servicio organizado de asistencia popular» a través de su tratado. Para saber que es el humanismo cree que lo mucho más correcto es vol­verse hacia exactamente los mismos humanistas, hacia los autores que, a finales de la Edad Media, trataron de argumentar lo que hacían y el espíritu con que lo hacían.

Solo Para Ti: Prueba Exclusiva De 60 Días Con Ingreso A La Mayor Biblioteca Digital Del Mundo

No solo los libros de la antigüedad llamaron la atención de muchos hombres de letras, asimismo las ruinas y vestigios del viejo Imperio de roma causaban admiración en la población de la península itálica, muchos de sus pobladores ansiaban los tiempos gloriosos de Roma. Este fenómeno se debió en decisión correcta a la reintroducción en Europa de las proyectos de autores helenos como los estoicos o los sofistas, o de tratados prácticos como el de Architectura de Vitrubio. Hacia el desenlace de la Edad Media las condiciones de vida de la población europea habían cambiado mucho con relación a la antigüedad de todo el mundo tradicional heleno y de roma. Se desarrollan ciencias y áreas de conocimiento como la filosofía, la oratoria, la historia y la literatura. Pero su acepción mucho más importante es la descrita primeramente, ya que este cambio de pensamiento supuso una transformación radical en la manera de pensar, de investigar, de realizar ciencia, y de afrontar la vida en general.

Gracias a la gran trascendencia de pasar de Dios, como centro de todo, a la naturaleza humana. El Humanismo es una corriente intelectual y cultural que rompe con la idea teológica de que Dios es el centro del universo, pasando a serlo el ser humano y sus características y valores. A lo largo de la Edad Media, la enseñanza se caracterizaba por su metodología escolástica.

El Humanismo Renacentista

Rápidamente se convirtió en un asistente frecuente a las reuniones de los eruditos, las que se efectuaban en el Convento de San Spirito y se reunían en torno a Luigi de Marsiglii, teólogo y humanista. Son enormes biblómanos, enormes lectores, escritores profusos, biógrafos, historiadores, cronistas y buscadores de contenidos escritos de la antigüedad, instructores de Universidad. Las formas renacentistas pasan asimismo a Castilla merced al mecenazgo de reyes, prelados y magnates. Lo primero de todo, lo que exi­gen los humanistas de los doctores es que no traten de ampararse tras un lenguaje esotérico, una jerigonza inalcanzable, no digo solo al común de los fatales, sino más bien al hombre medianamente culto. Antes del Renacimiento el creador elidía la presencia del enunciatario/lector y sencillamente describía las acciones sin mayores impresiones.

El creador pone en duda de que hoy día se sepa lo que fue el huma­nismo y lo que pretendían realizar los humanistas. Hoy casi no se atreve uno a usar estas expresiones tan traí­das y llevadas que perdieron su substancia y se emplean indiscriminadamente sin que nadie parezca rememorar su prístina significación. Exponemos ahora un resumen de la primera parte del libro referida al concepto del humanismo según su creador.

Humanismo

La visión antropocéntrica instaba a que se expusiesen los valores humanos, pero asimismo sus vicios y debilidades. Obras como el Lazarillo de Tormes son muestra de la critica popular renacentista y la exposición de sus desigualdades. La literatura siempre y en todo momento tuvo una función en la sociedad; según la temporada histórica tal función puede alterarse. Durante la edad Media, el clero y la Iglesia fomentaron la literatura con la única función de trasmitir valores morales.

descripción del humanismo renacentista y sus temas principales.

Y esta debe hacerse siguiendo el procedimiento de la “encarnación”, o sea, esos que mejor encarnan, representan y pueden considerarse paradigmáticos de lo que fue el humanismo en la Italia del Renacimiento. Los principales representantes del Renacimiento y el humanismo italiano fueron Leon Battista Alberti, Picco della Mirandola, Nicolas Maquiavelo, Marcilio Ficino, Miguel Angel Bunoarrotti, Leonardo Da Vinci y Rafael de Sanzio. Así, vemos que el Renacimiento es un movimiento de restauración de la Antigüedad tradicional que se amplía y se extiende, y que al final pierde la unidad hasta el momento en que se disuelve pausadamente.

Peculiaridades Del Humanismo

Este “retorno” a lo romano clásico se encuentra en la base de los intereses renacentistas de imitación a la Antigüedad Tradicional, y digo bien retorno a lo romano y no a lo griego puesto que Italia se sentía plena heredera de esa tradición romana, y lo presentía como algo cercano y natural. La pedagogía del humanismo renacentista pretendía conformar un ideal de hombre en plenitud física, ética, estética, intelectual y religiosa, y para ello prepararon los Studia humanitatis, que son las 5 disciplinas clásicas de gramática, retórica, poética, historia y filosofía moral. En lo que se refiere a las artes y la arquitectura, los escultores, pintores y arquitectos, se dedicaron a estudiar y copiar muchas proyectos viejas y las ruinas de las edificaciones romanas. El epicentro del Renacimiento fue Italia, en particular la zona de la Toscana con sus principales ciudades Florencia, Siena y Pisa, como Roma, la sede del papado y el centro de la iglesia católica. En la antigüedad estas proyectos pasaron a través de Bizancio al mundo árabe donde fueron traducidas y estudiadas por sabios árabes como Averroes, lo que dejó que muchas de estas proyectos fuesen salvadas por el contacto con la cultura de Al-Ándalus. Este fenómeno se debió en resolución adecuada a la reintroducción en Europa de las obras de autores helenos como los estoicos o los sofistas, o de tratados prácticos como el de Architectura de Vitrubio.

Supo comunicar, como pone de manifiesto su Commento ai Salmi y su Commento al Pater Noster, los intereses mundanos con la interioridad profunda de la fe. Y, al fin y al cabo, resucitó el eterno tema del amor con singular hermosura en su Commento alla Canzone d’amore. Por todo ello, no extraña que Tomás Moro considerara a Pico pensamiento del hombre moderno.